BIBLIOTágora el blog de Biblioteconomía y Documentación, en el que no se habla de Biblioteconomía y Documentación… sólo: "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda"

11 Juny 2010

Oriente Próximo y la carrera nuclear

Filed under: General — anpoto @ 0:43 am

 

Oriente Medio vive una carrera nuclear imparable. Los países de la región, azuzados por el programa nuclear iraní, han emprendido un proceso de modernización tecnológica para comenzar a generar energía atómica. Egipto, las petromonarquías del Golfo Pérsico y los Estados del Magreb han suscrito acuerdos con Francia y Estados Unidos para llegar a tener instalaciones nucleares propias y poder atender así la demanda de energía que necesitan. La región, políticamente muy volátil, se enfrenta a la grave crisis financiera global y se prepara, oriente proximocomo el resto del mundo, para la anunciada escasez del petróleo, cuyos altos precios experimentados entre 2007 y 2008 fomentaron la búsqueda de energías alternativas en los países no productores.

Preocupa la fiebre atómica que se está generando en los países árabes. La inestabilidad y los conflictos encastrados son la norma. El conflicto palestino-israelí ha entrado en una nueva fase después de la desproporcionada ofensiva israelí en Gaza, que acabó con la vida de más de 1.400 personas, en su mayoría mujeres y niños, y destruyó gran parte de las poblaciones y las infraestructuras de la Franja. A ello se añade el deterioro de la política interna palestina, dividida en dos facciones —la Autoridad Nacional Palestina de Al Fatah, en Cisjordania, y el movimiento islamista Hamas, en Gaza— con intereses irreconciliables. Irak sigue luchando por su estabilidad y los planes de salida de las tropas de Estados Unidos dejan abierta una puerta a la incertidumbre. En ambos lugares, que se produzca el giro en política exterior prometido por el presidente Barack Obama será […] Por Rosa Meneses

(Acceso al texto completo)

8 Juny 2010

Presidente de la hipocresía

Filed under: Política,Sociedad — anpoto @ 20:43 pm

 

¿Cómo se ha alterado el Imperio estadounidense en el año que ha transcurrido desde que la Casa Blanca cambió de manos? Con la Administración Bush, la opinión generalizada, tanto en la corriente de opinión dominante como en gran parte de la sección amnésica de la izquierda, era que Estados Unidos había caído en un régimen aberrante, producto de un virtual golpe de Estado de una camarilla de fanáticos de derechas –o, alternativamente, de corporaciones ultrarreaccionarias– que habían secuestrado la B. Obamademocracia estadounidense para desarrollar una política de agresión sin precedentes en Oriente Próximo. Como reacción, la elección para la presidencia de un demócrata de una raza mixta que prometía curar al país de sus heridas internas y restaurar su reputación exterior, fue recibida con una oleada de euforia ideológica que no se veía desde los días de Kennedy. Una vez más, Estados Unidos podía mostrar al mundo su verdadera cara: decidida pero pacífica, firme pero generosa; humana, respetuosa y multicultural. Naturalmente, reuniendo en su persona los ingredientes de un Lincoln o de un Roosevelt de nuestro tiempo, el joven nuevo dirigente del país tendría que llegar a compromisos, como tiene que hacer cualquier hombre de Estado. Pero, por lo menos, el vergonzoso interludio de arrogancia y criminalidad republicana había acabado. Bush y Cheney habían roto la continuidad de un liderazgo estadounidense multilateral que había servido al país adecuadamente durante y después de la Guerra Fría. Ahora Obama lo […] Por Tariq Ali

(Acceso al texto completo)

4 Juny 2010

Rachel Corrie: una conciencia estadounidense

Filed under: Comunicación,Política,Sociedad — anpoto @ 16:47 pm

 

Sonia Nettnin
Znet
| La difunta Rachel Corrie (1979 – 2003) era elocuente, franca y decidida. Su denuncia de la ocupación militar israelí de Palestina y de la indiferencia del gobierno israelíRachel Corrie con respecto a la seguridad de israelíes y palestinos resonaba con claridad. Mediante el activismo pacífico pudo comprobar la realidad de los hechos sobre el terreno. Lo iba describiendo conforme lo veía.

El documental “Rachel Corrie: una conciencia estadounidense”, repasa su trabajo humanitario con el Movimiento de Solidaridad Internacional en Rafah, en la Franja de Gaza, justo antes de su asesinato en marzo de 2003. Corrie se colocó delante de una casa palestina para que no la demolieran, y un soldado israelí la aplastó con su máquina excavadora Caterpillar D-9.

El director Yahya Barakat, un profesor del Departamento de Medios de Comunicación y Televisión de la Universidad Al-Quds de Israel, grabó 80 horas de película en Gaza, en la Ribera Occidental y en Olympia (Washington), durante dos años. Hizo un “collage” fílmico de voces de todo el mundo; gentes que trabajan por la paz y que apoyan al pueblo palestino en sus actividades diarias. Mediante algunas entrevistas, Barakat presenta una denuncia colectiva de la ocupación militar, de los gobiernos de EE.UU. y de Israel, y de los medios de comunicación de EE.UU.

En Rafah, los niños palestinos arriesgan su vida en el camino a la escuela porque se encuentran con soldados israelíes que les disparan. Incluso cuando 100 pacifistas internacionales, que llevaban pósters y pancartas, caminaron junto con los niños, los soldados respondieron con disparos y gas lacrimógeno. La gente corrió para salvar su vida.

En abril de 2003 el difunto activista por la paz británico Tom Hurndall (1981-2004) estaba en Rafah escoltando a varios niños en su camino a la escuela, cuando la calle se llenó de disparos. Algunos niños, aterrorizados, se quedaron paralizados; Hurndall los rescató. Mientras salvaba a una niña, el sargento israelí Wahid Taysir disparó a Hurndall en la cabeza. Nueve meses después, murió. Inmediatamente después del incidente, su madre, Jocelyn, viajó a Rafah para descubrir la verdad. El 26 de junio de 2005, el soldado se enfrentará al la sentencia del tribunal.

La decisión de Corrie de viajar a Rafah y evaluar las causas del conflicto entre israelíes y palestinos fue deliberada. Los espectadores están aprendiendo mucho sobre Rachel. a través de las entrevistas con sus padres.

Cuando Rachel tenía diez años, hizo una lista de sus profesiones futuras. Una de ellas era ser activista humanitaria. Sus padres, Cindy y Craig leen sus historias sobre el Holocausto. Ella componía poemas y hacía manualidades para su madre. Le encantaba el océano Pacífico y le fastidiaba que los niños palestinos de Rafah no tuvieran acceso a las playas, pese a estar a un paso del mar Mediterráneo.

La percepción del conflicto que tenían sus padres cambió cuando leyeron lo que escribió Rachel porque los medios de comunicación de EE.UU. no dan toda esa información. Gente de todo el mundo expresaba su conmoción y dolor ante la violencia de la ocupación. Hablaban de lo pacíficos y generosos que eran los palestinos.

Cindy Corrie decía que su hija tenía un don para observar con perspicacia. Frente a la cámara, Rachel hablaba sin pensar sucintamente. Su dominio del idioma y el análisis del conflicto eran inteligentes. No sólo tenía una mente despierta, también tenía un gran corazón. Era una mujer de carácter y con valores.

Barakat utiliza fotogramas para dar testimonio de lo que ocurrió el día de su muerte. La excavadora avanza aplastando la tierra, y Corrie, vestida de naranja y con chaqueta reflectante, permanece quieta. No iba a permitir la destrucción de la casa de una familia, de la gente con la que ella había convivido durante semanas. Si destruían su casa, ¿dónde iban a vivir?

Rachel 3El soldado israelí la aplastó. Varios testimonios coinciden en que el soldado vio a Corrie.

Tras el incidente, el anónimo soldado israelí sonrió y saludó a los testigos presenciales desde la cabina de la excavadora. Ni siquiera se bajó de la máquina para enfrentarse a su inerme víctima.

El comportamiento del soldado frente a la cámara era el de alguien que ha perdido su humanidad. Para empezar el informe de investigación israelí sobre la muerte de Corrie no fue sino una descarada mentira, porque mantiene que la excavadora no llegó a tocarla. El vídeo muestra imágenes de la cabina del buldózer, y el soldado dice: “Dobby a dos, he aplastado un objeto” (es la terminología militar para denominar a una persona). El hecho de que el soldado nunca se mostrara públicamente demuestra que no aprendió nada de su crimen, porque no se responsabilizó de sus acciones. Mientras su familia, amigos y compañeros militares sigan en silencio, estarán compartiendo la responsabilidad en este crimen atroz sin resolver.

Los activistas lloraron la muerte de Corrie y llevaron claveles al lugar. Muchos interlocutores enfatizaron los miles de palestinos asesinados a manos de los soldados israelíes. En Hebron, las imágenes muestran a los soldados israelíes arrastrando a un hombre palestino de los brazos y las piernas, y cómo luego golpean su cara contra el suelo hasta dejarlo inconsciente. Los colonos de Nueva York patrullaban las calles con armas semiautomáticas.

Tras las imágenes, hay entrevistas con pacifistas, entre los que está Hedy Epstein, una superviviente del Holocausto que está convencida de que los oprimidos se convirtieron en los opresores. Se acordaba de un soldado que en el puesto de control de Qalandiya le dijo que si viajaba a Ramallah los palestinos la partirían por la mitad. Un colono decía que quiere la paz, así que los palestinos de toda la Ribera Occidental deberían irse a Jordania y Túnez. Tal estupidez no es infrecuente.

El actor estadounidense Richard Gere dijo que los ciudadanos de EE.UU., que viven en democracia, deberían concienciarse y pedir a su gobierno que se haga responsable. Confesó que su corazón se desgarraba “…de ver lo que está pasando en esta parte del mundo”.

Aunque la película da voz a los médicos y abogados palestinos, falta la voz de la gente de la calle. Quizás el fin del director era ganar el apoyo internacional y la atención mediante interlocutores internacionales, pero el testimonio de las familias de las víctimas ilustraría los efectos de la opresión de la ocupación.

A través de estas tragedias, Barakat explora el significado de la conciencia y cómo la gente lo aplica a su vida. La película es de la filosofía de que hay gente que actúa mal y gente que responde con una resistencia pacífica. Al final, el espectador es libre de decidir si le deja indiferente, o si se decanta por los derechos humanos de los palestinos. Anima a la gente a pensar en los soldados y en los colonos que matan a palestinos a sangre fría y luego viven en libertad. ¿Cuántas familias palestinas han perdido a alguien querido y viven con la injusticia de que el asesino no ha sido castigado? ¿Cuándo demostrará el mundo que valora tanto una vida palestina como una israelí? Para poder conseguir la paz, se tendrán que resolver estas desigualdades.

Estas cuestiones demuestran que la película tiene varias interpretaciones y que trata el conflicto desde diferentes perspectivas. Además, toca asuntos de diferentes sensibilidades en la audiencia. Durante la proyección, hubo gente que se salió farfullando comentarios y parecía que sus opiniones no coincidían con lo que estaban viendo y los puntos de vista que se expresaban en la película.

La gente que se quedó averiguó que la película de Barakat era el primer documental proyectado en las Naciones Unidas. Su película se baraja en la ONU como posible Película por la Paz de 2005. Si fuera seleccionada, llegaría a las pantallas europeas el 29 de noviembre, el Día Internacional de la Solidaridad con el Pueblo Palestino. Alguien apodó a esta película el “Fahrenheit 911” palestino. En conjunto, enciende diversos sentimientos en la gente implicada en cualquier bando de este conflicto.

Cuando pregunté a Barakat por qué escogió a Corrie como punto central de la película, dijo que había tres razones: una, los testigos dijeron que no fue un accidente; dos, cuando él seguía la historia, en los EE.UU. no hablaban de Corrie; y tres, los medios de comunicación estadounidenses no trataron su caso en la misma medida en la que trataban las desapariciones, los niños estadounidenses y los asesinatos.

“Me hizo sentir que tenía que hacer algo por esta chica”, dijo.

El recuerdo de Rachel Corrie perdura.             

Traducido por Genoveva Santiago y revisado por Jain Alkorta ¬ http://www.rebelion.org/noticia.php?id=17445

« Newer Posts

Powered by WordPress