BIBLIOTágora el blog de Biblioteconomía y Documentación, en el que no se habla de Biblioteconomía y Documentación… sólo: "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda"

30 novembre 2009

| La sombra del poder

Filed under: — anpoto @ 22:16 pm

O’CAGÓN, Simeón. La sombra del poder. Cartelera Turia. [en línea]. oct. 2009, no.2391 [consulta 30 Noviembre 2009]. Disponible en la World Wide Web: <http://www.carteleraturia.com/

No tengo un sueldo ni una pensión goirigolzarri; carezco de pase de prensa y a duras penas consigo pagar la factura del teléfono en la que se incluye el ADSL. Conforme están las cosas, además, y con las entradas de cine por las nubes -7 pavos, sin alas que den para volar ni mucho ni poco, pero que suponen la posibilidad de adquirir 1 litro de leche de marca de distribución, una barra de pan, un kilo de patatas, otro de arroz, otro de pasta y la Turia -, es cuando uno se da cuenta de lo maravilloso del invento por excelencia: Internet. Ni un buen carnet de periodista lo supera. Las posibilidades de acceso a contenidos que hoy pueden considerarse, sin rodeos, de verdadero lujo, son como un agua de mayo para los que, amando como amamos la cultura, nos encontramos, sin embargo, excluidos de las que se han dado en denominar las «clases medias», de las cuales no tengo ni pajolera idea de lo que son, porque nadie me ha dicho aún por quiénes están compuestas.

Periodismo

Gracias a la red de redes, un día conseguí ser feliz durante poco más de dos horas, disfrutando de las asquerosas miserias que conforman el carácter del periodismo actual, sin supuestas, pretenciosas y ramplonas metáforas fuera de lugar, disfrazadas de tributos que dignifican más a quien los hace que al que los recibe. Ante la ausencia de recursos de qualité, sólo cabe el lenguaje directo en que se sostiene un producto que, desgraciadamente, ha pasado sin pena ni gloria por las pantallas valencianas: La sombra del poder. Y ¿cómo puede ser uno feliz, regodeándose en la mierda que se le muestra? Fácil, muy fácil: porque se le ofrece sin que se le tome por gilipollas, es decir, con su color y su textura, y luego que cada cual concluya lo que quiera concluir. Y si el susodicho producto se ha elaborado apoyándose en una impagable interpretación como la llevada a cabo por Rusell Crowe -por fortuna, Pitt, primero, y Norton, después, dejaron en la estacada a los responsables del proyecto-, en una historia tan dolorosamente creíble, por lo de lacerante cercanía a lo cotidiano de la que está dotada, miel sobre hojuelas. La propuesta de Kevin Macdonald nos remite a un maestro, Ryszard Kapuscinski, cuyas enseñanzas, ahora más que nunca, deben ser puestas en práctica, y cuya obra Los cinco sentidos del periodista, irremisiblemente y más pronto que tarde, ha de pasar a ser el libro de cabecera de muchos, demasiados… ¿profesionales?, afectados de dineritis galopante, desempeñando sus funciones al servicio de tabloides decaídos en libelos vendidos al mejor postor o de medios públicos -soportados económicamente por todos- y privados, en los que la censura y la manipulación devoran la verdad, regurgitándola más tarde u ofreciéndola en forma de nauseabundo detrito.Cámara de fotos

No hi ha comentaris »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 5 7 ?
 

Powered by WordPress