BIBLIOTágora el blog de Biblioteconomía y Documentación, en el que no se habla de Biblioteconomía y Documentación… sólo: "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda"

13 juliol 2010

Detección y valoración de la incidencia de las actitudes antideportivas durante la competición

Filed under: Deporte,Psicología — anpoto @ 2:55 am

 

De Jong patada juego sucio cerdo asesino Holanda

  

 

En este trabajo nos centramos en averiguar tanto los tipos como la frecuencia en la que se producen ciertos comportamientos, actitudes y pensamientos de los deportistas durante la competición, que se salen fuera de un juego limpio y reglado y a los que podríamos denominar como agresivos y antideportivos (Dunn y Dunn, 1999; Pelegrín y cols., 2003; Pappas y cols., 2004). Además, comprobamos de entre las conductas analizadas, aquellas más relevantes y que mejor explican su aportación al desarrollo de un perfil de conducta más inadaptada, agresiva y antideportiva.

Para averiguar tanto el tipo como la frecuencia en la que se manifiestan estos comportamientos, recogimos la información a través del “Cuestionario de actitudes antideportivas y violentas para deportistas” (ad hoc). Los ítems de dicho cuestionario los elaboramos basándonos en aquellas variables de riesgo que predisponen a una actitud hostil, agresiva y poco asertiva (Pelegrín, 2004), concretamente:

La de un bajo autocontrol que puede provocar una amplia tendencia a responder impulsivamente ante aquellos sucesos que resulten amenazantes.

Utilizar la agresión física ante un conflicto con el fin de intimidar y de dominar tanto a otro jugador como al árbitro.

Cabezazo  de Zidane a Materazzi

Otra de las variables implicadas es la baja tolerancia a la frustración en respuesta a la no consecución de una meta deseada y esperada. Ante una circunstancia de este tipo es muy probable que el deportista manifieste agresividad y en ocasiones incluso se acompañe de agresiones físicas y/o verbales (Baron, 1977; Berkowitz, 1969).

También, los deportistas con una actitud egocéntrica y competitiva, y un bajo nivel de cooperación y preocupación hacia los demás puede favorecer la aparición de la agresividad durante la competición (DeRosier y cols. 1994).

Un escaso desarrollo y manejo de las habilidades personales y sociales parece estar relacionado con el riesgo a responder agresivamente ante situaciones conflictivas (Pepler y cols. 1998). Así, la falta de respuestas adecuadas puede dificultar la resolución de un conflicto en una determinada situación (Ladd y cols. 1990).

Distorsionar una situación y percibirla negativamente al valorar las acciones de los demás como hostiles y amenazantes puede generar una tendencia a […] Por Antonia Pelegrín Muñoz / Sociedad Murciana de Psicología de la Actividad Física y el Deporte

(Acceso al texto completo)

No hi ha comentaris »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 7 12 ?
 

Powered by WordPress